jueves, 8 de junio de 2017

Carrera Bolaños: I Giro de Calatrava (04-06-17)

La primera edición del Giro de Calatrava, celebrada el pasado doming, fue un auténtico éxito, gracias a los incalculables esfuerzos de la organización y, por supuesto, a los corredores, que dieron un gran espectáculo, con una victoria de prestigio, de la mano del elite Carlos Eduardo Molina.

Imagen cortesía de la organización
 

Valoración del Giro de Calatrava 2017

En esta primera edición han sido bien palpables la ilusión y el esfuerzo de los organizadores, el CC Bolaños, en todos los aspectos, resultando una carrera muy atractiva y que, aunque puede tener aspectos mejorables, deja una gran sensación a todos los participantes.

La prueba apostó por un recorrido inusualmente largo para la categoría master, de unos 120km, salpicados con cuatro ligeras ascensiones, además de tramos donde el viento podía resultar determinante. Todo un cóctel que aseguraba el espectáculo.

Además este recorrido era bastante seguro para los corredores, algo que siempre se agradece en una categoría donde los participantes no son profesionales, sino personas que el lunes siguiente han de ir a puestos de trabajo.

Un éxito por tanto en seguridad, donde también la actuación de los voluntarios en las señalizaciones fue correcta, aunque hay que decir que alguna moto se quedó parada en el arcén, algo que puede provocar caídas en el paso del pelotón, como se pudo ver en una etapa del reciente Giro de Italia.

La animación tanto en salida como en meta fue otro de los puntos fuertes, con mucha actividad y ambiente: speaker, carpas, una zona de podium importante, etc.

Precisamente la entrega de premios fue el gran colofón a la carrera, con unos presentes de bastante valor y, como suele gustar a los ciclistas, en especie, ya sea material deportivo, embutidos, etc.

Sin embargo, no dejaremos de cuestionar, una vez más, la concentración de premios entre los tres primeros corredores (clasificación general, secundarias, o por categorías). En una categoría amateur como esta, quizás sería mejor filosofía un mayor reparto de los mismos, como ocurre en otras carreras, donde hay entrega de trofeos hasta el 20 ó 30º clasificado.

La afluencia de corredores no fue demasiado elevada, quedando cerca del centenar, pero sin llegar a él, algo que seguramente dejó un sabor agridulce a la organización, pues el atractivo del recorrido invitaba a la participación aparentemente.

La promoción de la carrera se realizó con mucho ahínco y entusiasmo, a través de la red social Facebook, aportando mucha información.

Y destacar también el seguimiento audio-visual de la prueba, que fue retransmitida (aunque con problemas técnicos), a través de videos de Facebook en directo, con un comentarista muy entusiasmado.

A lo que añadir una excelente innovación, grabando algunos tramos con un dron, cosa que aporta una nueva visión de la carrera. Aunque decir también que será necesario mejorar la técnica para dar más momentos de video mediante este dispositivo.

En resumen muchas luces y pocas sombras. Nuestra felicitación a la organización porque el trabajo duro y la ilusión se palparon a lo largo de la jornada. Les deseamos que saquen adelante esta prueba en los próximos años y se afiance en el calendario.

Terreno para hombres en forma

Como decíamos,  un recorrido inusualmente largo en la categoría master, con alrededor de 120 km, en los que los corredores debían afrontar hasta cuatro dificultades montañosas, así como algunos tramos llanos y expuestos al viento, donde existía el peligro de los siempre temidos abanicos.

Perfil de la prueba. Imagen cortesía de la organización


Una prueba, por tanto, bastante dura, y solo apta para corredores en forma, capaces de defenderse en todos los terrenos, además de aguantar la larga distancia en una jornada que prometía ser calurosa.

Participación algo escasa

A pesar del atractivo recorrido, la participación no ue demasiado elevada, con 95 corredores en línea de salida.

Destacaba, sin lugar a dudas, la presencia de algunos equipos elite de la zona, como el Cartucho.es o el Esteve, que venían con bastantes corredores.

A título individual, la prueba contó con la presencia del corredor profesional Raúl García de Mateos, que figuró en su día en las filas de equipos como el Relax o el Louletano.

Por su parte, el Express Car Crevillent estuvo en esta ocasión representado por dos de sus corredores: el galo Mathieu Verdier y Jesús Robles, ambos en buen momento de forma y que venían con muchas ganas.

Mathieu Verdier y Jesús Robles, corredores del Express Car Crevillent, en la salida

Desgaste y fuga antes del puerto clave

La prueba se inició con relativa calma, pues soplaba viento forntal en la primera parte. No faltaban los ataques, como es habitual, pero no ocurrió nada trascendente hasta la primera ascensión.

En este primer puerto, el Reventón, fue más crítico el viento lateral que su escaso desnivel. Los gallos empezaron a asomar y el grupo se tensó, llegando a producirse algunos pequeños cortes.

No obstante, se produciría un parón nada más coronar, en el que el pelotón volvería a unirse, a excepción de algunos corredores que ya habían perdido contacto de forma definitiva.

Este momento lo aprovecharon algunos hombres, consiguiendo formar la escapada del día, protagonista durante bastantes kilómetros, entre ellos Núñez (Gsport Ayora) y García-Abad (Ciclos Corredor).

La situación se mantuvo estable durante muchos kilómetros. El segundo puerto de la jornada, Las Liebres, haría una nueva limpieza en el pelotón, que lo subió de manera progresiva, y el cual ya quedaba reducido prácticamente a la mitad.

En el largo descenso de este puerto el grupo acabaría por dar caza a los escapados. Lamentar en este punto la desgraciada caída de un corredor, al despistarse mirando para atrás y hacer el afilador con el compañero que llevaba delante.

Tras un giro de noventa grados a la izquierda el grupo de supervivientes afrontaba ahora una larga recta, donde como habíamos comentado podía formarse los abanicos. Los buenos rodadores apretaron y lanzaron ataques y el tramo el grupo lo pasó muy estirado, aunque no llegó a romperse.

La Garganta decide

Tras unos kilómetros de transición, de nuevo con viento frontal, el pequeño pelotón delantero afronta la penúltima dificultad montañosa, el alto de la Garganta, con las rampas más duras en el día de hoy.

La primera parte de la ascensión se hace con mucho respeto, y será solo en la parte final donde se desencadenen los ataques.

El pelotón se estira y se rompe en varios trozos, con un grupo de diez corredores por delante. A diez segundos coronan los siguientes, y poco a poco el resto.

En el primer grupo hay fuerza y, tras mantener la diferencia en el rápido descenso, la aumentan poco a poco en el tramo urbano al paso por la localidad de Moral de Calatrava.

Mientras el resto de grupos no actúa con tanta convicción, volviendo a regruparse el resto del pelotón, a excepción de algún corredor más que ya había "explotado".

El último puerto del día, ascensión de nuevo a Las Liebres, estaba prácticamente encadenado, pero apenas sirvió para terminar de eliminar algún corredor más del pelotón, cada vez más reducido, mientras que la diferencia de los escapados se mantenía.

Llega la escapada, gana Eduardo Molina

Con más de 25 kilómetros por delante, el grupo perseguidor tuvo momentos en que rodaba bien acompasado, con muchos hombres entrando a los relevos y llegando a reducir la diferencia por debajo del medio minuto.

Una acción incomprensible del Esteve (no habían metido a nadie en la fuga), promovida por su director, ordenando a sus corredores tirar fuerte en el tramo llano buscando los abanicos, rompió la armonía del grupo y sentenció sus opciones de neutralizar a los fugados.

Unos fugados que marchaban en buena sintonía hasta la parte final, donde ya viendo que llegaban, empezaron los ataques. Algunos corredores cedieron y los más fuertes se jugaron la victoria.

El corredor venezolano del Cartucho.es, Eduardo Molina, se hizo con la victoria, por delante de Emilio Sánchez (Castillo Pilas Bonas CC). Tercero fue otro hombre del Cartucho.es, el joven Adrián Escobar, demostrando la superioridad de este equipo en la jornada.

Destacar la quina posición de Sergio Núñez (Gsport Ayora), que fue uno de los grandes animadores de la prueba, con su combatividad, y la sexta del ex-profesional Vicente García de Mateos.

Por detrás, en el grupo perseguidor, también comenzaron los ataques y el desorden en la parte final, y algunos hombres consiguieron marcharse por delante, como Mathieu Verdier (Express Car Crevillent) que consiguió escalar hasta la 12ª posición y así ganarse un sitio en el podium como tercer master40.

Actuación del Express Car Crevillent ULB

Como decíamos, excepcional Mathieu Verdier, consiguiendo romper la disciplina del pelotón y alcanzando una excelente posición, que le valió subir al podium.

El corredor galo pasó algunos apuros en algunas subidas, pero engeneral se mostró muy sólido, y muy fuerte en carrera, demostrando potencia e inteligencia en la parte final.

Mathieu Verdier (Express Car Crevillent), 12º clasificado y 3º en cat. master-40
 
"Muy contento con haber conseguido la escapada. Me dolía todo pero he insistido e insisitido hasta la misma línea de meta, adelantando en los últimos metros un par de corredores, lo que me ha valido para llegar a esa tercera posición en la categoría y, por ende, el podium", declaraba Mathieu.

Gran actuación también de su compañero Jesús Robles, que se mostró igualmente muy fuerte y que llegó sin problemas en el grupo, tratando de frenar éste tras el ataque de su compañero.

El corredor ilicitano declaraba: "las sensaciones han sido muy buenas, rodando muy cómodo, pasando bien las subidas. Nunca había estado tan cerca de la escapada buena como hoy y solo ha faltado un poco más de fuerza, colocación y convicción. Seguimos progresando y con la moral muy alta para las próximas carreras".

Resultados y más información

Clasificación

1. Carlos Eduardo Molina (ELI-Cartucho.es), 2h53m55s
2. Emilio Sánchez (M30-Castillo Pilas Bonas), a 3s
3. Adrián Morales (S23-Cartucho.es), m.t.
4. David Hernández (M30-Breis Sport), a 4s
5. Sergio Núñez (M30-Gsport Ayora), a 5s
6. Raúl García de Materos (ELI-Castilla la Mancha), a 6s
7. Raúl Tortonda (M40-Jiltres Desguaces Lorenzo), a 19s
8. Antonio Pablo Moleón (M40-Badajoz CC), a 1m10s
9. Ángel Velázquez (M30-Jiltres Desguaces Lorenzo), a 1m11s
10. Rubén Linares (S23-Cartucho.es), a 1m21s
12. Mathieu Verdier (M40-Express Car Crevillent), a 1m31s
24. Jesús Robles (M30-Express Car Crevillent), a 1m53s

Enlaces de interés

Clasificación completa [PDF], en Federación Ciclismo Castilla la Mancha
Información, fotos y videos, en Página Oficial de Facebook del Giro de Calatrava
Crónica del I Giro de Calatrava, en Ciclismo Master


No hay comentarios:

Publicar un comentario